Domótica en las viviendas

Hace años no nos habríamos creído que los hornos se pudieran encender solos o las neveras hicieran la compra. Sin embargo, los aparatos inteligentes cada vez son más frecuentes en las viviendas en nuestro país

Las viviendas domóticas son más cómodas y seguras pero, su mayor ventaja, es que son viviendas en las que la eficiencia energética alcanza niveles máximos, consiguiendo una reducción del consumo y, por tanto, un ahorro económico.

Viviendas domóticas

La domótica se define como los sistemas capaces de recoger información que provenga de sensores o entradas, procesar dicha información y emitir órdenes, en consonancia con dicha información, a actuadores o salidas.

Este tipo de sistemas permiten dar respuesta a las peticiones sociales sobre las nuevas tendencias de vida aplicadas a la vivienda, con casas mucho más funcionales y con menor consumo de energía.

La tecnología de este tipo asociada a la vivienda ha mejorado mucho en los últimos años. Lo primero que ha cambiado es el precio, puesto que, al inicio, todos los aparatos inteligentes y los sistemas domóticos eran mucho más caros. La bajada de precio unida a la reducción del consumo que reportan los convierte en una gran inversión a medio plazo.

En la actualidad, la oferta es mejor y de mayor calidad, y su uso es mucho más sencillo y lo puede manejar cualquiera.

La domótica actual permite aumentar la calidad de vida, permite un uso mucho más eficiente de la energía en el hogar, mejora la seguridad y crea casas mucho más confortables.

La red de control de estos sistemas se integra a la red eléctrica y se coordina con el resto de redes con las que tenga relación como la telefonía, la televisión o las medidas de seguridad como las alarmas.

La instalación interior eléctrica y la red que controla este tipo de sistemas inteligentes se encuentran reguladas por el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (REBT). Particularmente, la red de control del sistema domótico se encuentra regulada por la instrucción ITC-BT-51de Instalaciones de sistemas de automatización, gestión técnica de la energía y seguridad para viviendas y edificios.
Beneficios de la domótica

Ahorro de energía

Es la principal ventaja de la domótica. No sólo por el ahorro económico que eso reporta, sino porque, al consumir menos, se contamina menos, mejorando la sostenibilidad de las viviendas.

Se permite un uso mucho más eficiente de los aspectos que más gastan de una vivienda, como la iluminación, la climatización, el Agua Caliente Sanitaria, los electrodomésticos…

Nos permite aprovechar mejor los recursos naturales (como la luz del sol) o adaptar el consumo a las horas en las que la electricidad cuesta menos. Pero este tipo de sistemas es capaz de ir aprendiendo y desarrollando protocolos propios de uso que reducen mucho más el consumo y aumentan la eficiencia.

Seguridad

Sería la segunda ventaja más importante. Las alarmas, sistemas de videovigilancia o detectores inteligentes se llevan usando desde hace años.

Las alarmas que se pueden controlar o que avisan al usuario aunque esté fuera de la vivienda o las cámaras que nos permiten ver en directo qué ocurre en nuestra vivienda son de los sistemas más instalados en la vivienda.

En cuanto a los detectores no sólo existen los de humo o incendio, también están los de presencia que sirven, además de para detectar presencia no autorizadas, para usar de forma más eficiente la iluminación de una vivienda o empresa, encendiéndose la luz sólo si hay alguien.


Confort

Permiten un control remoto de los diferentes dispositivos y actividades domésticas. No hablamos de apagar las luces si nos las dejamos encendidas, sino de poder encender la calefacción antes de llegar a casa para encontrarnos la casa caliente o que el horno empiece a funcionar antes de que lleguemos para tener la comida lista.

Comunicación con la vivienda

El poder controlar los diferentes aparatos y electrodomésticos de nuestra vivienda de forma remota nos permite una mayor comunicación con ella, y de ella con nosotros. El sistema irá aprendiendo y nos podrá informar de si hacemos un uso incorrecto de algún aparato, si hay alguna avería o si podemos cambiar alguna actividad para reducir el consumo.

Pero también permite una mayor comunicación en general, permitiendo la transmisión de voz y datos, incluyendo textos, imágenes, sonidos (multimedia) con redes locales (LAN) y compartiendo acceso a Internet.


Accesibilidad

Este tipo de viviendas se encuentran mucho más adaptadas a las personas con ciertas discapacidades. Los sistemas domóticos, por ejemplo, usan luces de diferentes colores para avisar a la gente sorda de si llaman a la puerta o al teléfono.

Además, suelen incluir servicios de teleasistencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *