Ahorro en la factura de telefonía

Cuando pensamos en ahorrar muchas veces nos centramos en las facturas de gas o electricidad porque son las que suelen ser más elevadas. Sin embargo, echarle un vistazo a la factura de telefonía puede suponerse un gran ahorro, sobre todo si tenemos cosas contratadas que desconocemos o no utilizamos. Para los que piensen que este gasto no supone mucho, la media española se encuentra en 75 euros.

Veamos una serie de consejos para reducir esta factura, sin perder las condiciones más necesarias.

Huye de los paquetes convergentes

Los operadores ofertan paquetes convergentes que incluyen teléfono fijo, móvil, internet y televisión en un mismo contrato. La mayor ventaja de estos paquetes es que, en principio, son muy económicos y completos.

Sin embargo, muchas veces no necesitamos todo lo que nos ofertan o, si nos ponemos a mirar, si contratamos cada cosa por separado, el precio final es mucho menor.

Valora si es necesaria la fibra óptica

La fibra óptica tiene muchas ventajas, entre las que destaca la velocidad de conexión. Las compañías suelen ofrecer unos 300 MB de fibra, aunque no suele ser necesaria tanta.

Es importante pensar qué uso le vamos a dar al Internet en casa y si necesitamos tantos MB, o la fibra óptica en general.

Ajusta correctamente los datos móviles

En la actualidad, las compañías suelen ofrecer muchísimos gigas dentro de su oferta, y la gente suele contratar las que dan más. Sin embargo, muchas veces no gastamos ni la mitad de gigas y estamos pagando por algo que perdemos.

En tu factura te sale la cantidad de gigas que gastas, por lo que ajustar la contratación a dichos gigas es una gran forma de ahorrar.

Minutos ilimitados

La mayoría de nosotros no necesitamos de minutos ilimitados en nuestra tarifa. Sin embargo, las compañías telefónicas lo ofrecen en sus tarifas más completas. Esto se debe a que solemos pasarnos para no quedarnos cortos, y terminamos pagando por cosas que no vamos a usar.

En la factura también aparecen los minutos que gastas, por lo que podrías comprobar cuántos minutos necesitas en tu tarifa.

Contratar lo necesario

Es el resumen de todo lo anterior. Una vez que hayas comprobado qué es lo que gastas, puedes contratar sólo lo necesario, y ahorrar al máximo en tu factura.

Usar amplificadores de WiFi

Si tienes frecuentes cortes en la conexión, poca cobertura o una escasa velocidad de descarga es una señal de que el Internet en tu vivienda no es tan rápido como debería. Mucha gente soluciona ésto contratando más MB, pero no suele funcionar. Esto se debe a que los materiales de las viviendas suelen hacer de tope para la señal, por lo que, por mucho que contrates más, seguirá sin llegar la señal al otro lado de tu vivienda.

Para mejorar la señal lo mejor es comprar un amplificador de WiFi y colocarlo en un punto intermedio de tu vivienda. Cuando necesites el Internet en un lugar lejano al router, conéctalo. Si no lo necesitas, déjalo desenchufado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *